El Dasa será juez en ‘Nuestra Belleza Latina’ y nos dice qué busca

0
483

 

En exclusiva hablamos con el cantante, quien dice estar emocionado con este paso, sobre todo porque se siente agradecido de formar parte de la nueva etapa de: ‘sin tallas, sin límites y sin excusas’, ya que confiesa que por muchos años a él le cerraron las puertas por ser diferente.

Pregunta: ¿Cómo te sientes frente a este nuevo desafío de ser juez nuevamente pero ahora de bellezas?
El Dasa: Ese es el asunto, he sido juez de canto pero ahora me sacan de una zona de confort, a algo que no estoy acostumbrado. Pero si algo me ha caracterizado son los retos, yo soy aventurero y me gusta aprender y entretener. Soy cantante y soy músico, pero gracias a Dios la vida me ha ido llevando por otros lados y ahora esta oportunidad. Yo vengo a divertirme, pero al tiempo bien consciente del reto porque ahora voy a juzgar. A El Dasa no estamos acostumbrados a verlo así, porque por el contrario, yo voy a motivarlos… Quiero darles, desde mi punto de vista, lo que yo he pasado, lo que he vivido, cómo he logrado mi éxito. Hoy en día, que se abrió más oportunidades, yo no más le quiero decir lo que he vivido, cómo lo pueden aplicar o si yo les veo mal algo decirle que eso no va, porque así no funciona este negocio. Ya llevo 7 años de estar en los escenarios, en la televisión, entonces algo he aprendido que ahora ya se los puedo decir de mi propia voz.

P: En este caso además vas a estar juzgando a mujeres, ¿cómo te preparas para eso?
E.D.: Siempre he sido un caballero, mi mamá me enseñó. Soy el hijo de una madre solter entiendo y respeto a la mujer, porque yo se lo que significa una mujer trabajadora, una mujer independiente, que cree en sí misma. Así crecí viendo a mi madre. Entiendo la difícil labor que tiene la mujer en la vida y en esta industria mucho más. Es difícil porque tengo que encontrar palabras perfectas en el momento como para no dañar a nadie con cosas que, por ahí tú le quieras decir malo, porque tienes que ser honesto uno también. No voy a ser un juez que va a estar tratando de suavizar las cosas. También voy a ser bien directo porque esta carrera es dura. Cuando la gente me pregunta si esta carrera es difícil le digo que sí porque no le puedo decir que no, hay que ser honestos… Tengo que encontrar esas palabras para hacerlas sentir bien, para motivarlas. Para decirles la realidad, pero a una mujer hay que tratarla con el pétalo de una rosa en la manera cómo le hablas, sin nunca olvidarse que hay que ayudarlas también. Porque si quieren entrar a esta carrera tienen que saber que si yo les hablo bonito, habrá gente que no lo haga, y hay personajes y hay directivos y ejecutivos y tanta cosa que hemos visto en esta industria.

P: ¿Qué es lo que tu buscas en la ganadora?
E.D.: Busco una persona que sepa el compromiso que es ser artista. La que se ponga la corona tiene que saber que tiene un compromiso con la sociedad, con la comunidad con los fans, con el público de llevarles un mensaje bonito. Hoy en día, que a mí me va bien es porque tengo un propósito: dar un mensaje positivo a la gente… Si yo puedo usted también, ojalá que la que gane entienda eso, que no nomás le va a cambiar la vida a ella, sino que tiene que cambiar vidas, tiene que ser un buen ejemplo, quiero hacer que se den cuenta de donde están paradas. En la televisión millones quisieran estar ahí o lo aprovechas o no eres merecedora de la corona.

 

P: ¿Qué no le perdonarías a una participante?
E.D.: Soberbia, el ver a la gente sentir que son más que otros eso no me entra en mi persona y en mis amigos no hay gente así. La primer señal que yo veo a alguien así me va a perder, pero no como artistas, como persona. En las cuestiones de la belleza entre las mujeres se ve mucho eso, la soberbia, ser altaneras.

El Dasa

P: Como bien dices esta carrera es difícil, ¿cuál ha sido ese momento que te marcó, te dolió pero a la vez te sirvió para seguir adelante?
E.D.: Ahora que ‘Nuestra Belleza Latina’ abrió sus oportunidades eso a mi me encanta porque me pasó mucho en mi carrera al inicio. Desde los 12 años estoy queriendo salir adelante, pero los primeros ‘NO’ eran que si mi nombre, mi físico…. Porque no existían jovencitos en el género, tenías que ser gordo, parecer de la raza, sino no entrabas. Siempre fui diferente a lo que en ese momento se pedía, por eso me gusta esto nuevo, porque es diferente a lo que la televisión era. No se los estaré diciendo de dientas para afuera, sino de corazón para afuera porque yo lo he vivido. A ellas le dijeron que no muchas veces y vuelven, lo mismo a mí.

P: ¿Cuándo fue el momento que entendiste que ser diferente era un privilegio y no algo para avergonzarte?
E.D.: Yo desde chiquito le doy gracias a Dios porque tengo el pelo rojo, gracias a mi mamá porque me puso Dasahev y a mí me encanta ser diferente, ¡que feo ser igual a todos! No era yo el problema, era la industria… Yo siempre he dicho que soy como soy, soy único. Hoy todo eso lo valoro mucho más. Hoy en día estamos en el camino por ser lo que tenemos que ser, seres humanos que valemos por lo que tenemos adentro. Qué tanta gente no vemos en la televisión que por fuera están preciosas y por dentro están horribles… Ahora son nuestros tiempos.