Tres funcionarios locales que se desempeñaban como regidores en Tula, municipio del estado Hidalgo, fueron encarcelados y vinculados a proceso como presuntos responsables del robo de una tienda de conveniencia.

Los regidores, dos del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y uno del conservador Partido Acción Nacional (PAN), están acusados de robar una tienda de la cadena Oxxo (filial de Coca-Cola Femsa) ubicada en la carretera la carretera México-Laredo, a la altura de San Agustín Tlaxiaca, Hidalgo.

De acuerdo con las autoridades, el pasado 18 de mayo los tres regidores y un hermano del panista, quienes viajaban en un auto Honda modelo Accord color gris, con placas de circulación HPA-6279, se detuvieron en la tienda, amenazaron a los empleados con un machete y robaron una botella whiskey, refrescos y dinero.

Los empleados alertaron a la Policía Municipal con el botón de pánica y de inmediato las patrullas llevaron a cabo un operativo de búsqueda que concluyó con la detención de los 4 hombres, interceptados en la carretera Pachuca-Tula, a la altura de la localidad de Benito Juárez.

Los policías encontraron en su poder un fajo de dinero, la botella de whisky, los refrescos y el machete de aproximadamente 50 centímetros.

Los detenidos fueron identificados como Josué Isaac González Hernández y Gustavo Francisco Guerrero Sebastián, regidores del PRD; Juan Francisco Lugo Hernández, regidor del PAN, y Carlos Lugo Hernández, ayudante y hermano del panista.

Los cuatro ya fueron vinculados a proceso por el delito de robo, luego de la audiencia del caso que se llevó a cabo el viernes en os juzgados de oralidad del distrito judicial de Actopan.

El juez encargado fijó un plazo de dos meses para el cierre de la investigación complementaria y como medida cautelar dictó prisión preventiva para los regidores detenidos.

Sobre la detención de los funcionarios municipales, quienes ya solicitaron licencia de sus cargos, el ayuntamiento de Tula lamentó los hechos y se deslindó de sus regidores al advertir que estos deberán enfrentar la acción de la justicia.

El dirigente estatal del PRD, Héctor Chávez Ruiz, pidió en un comunicado que los dos perredistas fueran separados del cargo “para que no exista ningún elemento que pueda limitar las investigaciones”.

Además, advirtió que serán expulsados de su partido si las autoridades determinan que son responsables.

Source: feed one